Los dátiles Ajwa son originarios de la región de Medina, en Arabia Saudí, donde se han consumido desde hace más de 8.000 años.

Desde la antigüedad son considerados como un fruto muy especial, a menudo conocido como el Dátil Sagrado.

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS DÁTILES AJWA

Esta variedad tiene un sabor peculiar, con notas afrutadas, a regaliz y caramelo. Su textura no es tan blanda y jugosa como los dátiles Sukary, ni tampoco son tan dulces como éstos.

Los dátiles Ajwa son de color negro, de tamaño pequeño, de forma redonda y de textura firme. Tienen un sabor único y son una opción excelente como refrigerio saludable.

Además, como todos los dátiles, son muy ricos en nutrientes esenciales, vitaminas y minerales. Muy consumidos en Arabia Saudí durante el Ramadán, por su gran valor sagrado y energético.

 

¿CÓMO COMERLOS?

A modo de recomendación, los dátiles Ajwa son perfectos para comerlos solos.

No son dátiles adecuados para usarlos como endulzante natural o como ingrediente para tus recetas. Sin embargo, donde sí combinan de perlas y donde los disfrutarás más, es acompañando a una taza de café, té rojo o menta.

 

¿CÓMO ALMACENARLOS?

Es preferible guardarlos en un recipiente hermético, como los que tienen nuestras cajas de Ajwa 500g y meterlos en el frigorífico, donde te aguantarán fácilmente hasta 6 meses.

También puedes dejarlos a temperatura ambiente, pero ten en cuenta que te aguantarán mucho menos.

 

¿DÓNDE COMPRAR DÁTILES AWJA?

Los dátiles Ajwa no son fáciles de encontrar en las tiendas o plataformas comunes. Para adquirir dátiles Ajwa debes acudir a tiendas o a webs especializadas en dátiles, como Mercado del Paraíso. Donde los tenemos en cámaras frigoríficas a su temperatura óptima para garantizar así su correcta conservación.

 

No dudes en probarlos. Hay gran variedad y tipos de dátiles en el mundo y cada uno tiene sus sabores, tamaños y texturas. Además de todos los beneficios de los datiles para nuestra salud. ¡Pruébalos todos y encuentra el tuyo!

 

Esperamos que te haya gustado este artículo y, como siempre, ¡que tengas un día Gourmet!